Smithsonian Olmec Legacy

Website Search Box
Excavation of Tres Zapotes Monument D, 1939.

Viviendo en el Campo

Local woman preparing meals for the archaeological team. Tres Zapotes, 1939. stirling_04. Photograph by Richard H. Stewart, National Anthropological Archives
Local woman preparing meals for the archaeological team. Tres Zapotes, 1939. stirling_04. Photograph by Richard H. Stewart, National Anthropological Archives

Durante sus investigaciones a sitios arqueológicas en Veracruz y Tabasco, Matthew y Marion Stirling mantuvieron una animada correspondencia con sus colegas en los Estados Unidos, especialmente con Alexander Wetmore. Sus cartas ofrecen extensa información sobre las condiciones de vida y trabajo en el campo, el progreso de las excavaciones arqueológicas, de vivienda, comida, y fiestas.

Las ocho expediciones en total, se llevaron a cabo entre diciembre y mayo durante la estación seca, a lo largo de la costa del Golfo de México. Cada expedición duró aproximadamente cuatro meses. Durante la mayoría de las temporadas contrataban trabajadores locales para construir viviendas del estilo nativo para los miembros de expedición. Cuando se instalaban durante la temporada, contrataban ayuda local para cocinar, limpiar y hacer la labor más pesada de las excavaciones.

Era un reto mantenerse saludable en el campo, según las descripciones de su carta a Alexander Wetmore del 11 de marzo de 1940 desde Tres Zapotes:

“Cuando llegamos de La Venta a Tlacotalpam el pasado martes, encontramos a Drucker con una seria infección en la mano, lanzada y curada por un médico. Se sentía mucho mejor a pesar del orificio en la palma de la mano derecha...jueves, Drucker se sintió bien, pero el viernes por la mañana le empezó a subir la temperatura y para la tarde la fiebre alcanzaba los 104 grados. Como su mano se veía bien, yo sospechaba que quizás había contraído malaria pero no estaba seguro porque también pensaba que la fiebre pudo haber sido consecuencia de la infección…Colgamos una hamaca con colchón y entre varios de los trabajadores lo llevaron rápidamente a Boca, en donde lo colocamos en un camastro a bordo de la lancha.”

De acuerdo con la sospecha de Stirling, el médico en Tlacotalpam diagnosticó malaria. Después del tratamiento, Drucker se recuperó de la infección y de la malaria, y regresó sin mayor demora a Tres Zapotes. Los problemas de salud variaban desde heridas e infecciones hasta parásitos internos y externos. Esta es la época, sin embargo, de 1940 cuando el conocimiento de ciertos tratamientos era limitado, tal como Wetmore explica a Stirling en su carta del 13 de abril de 1940:

“.ayer me llamaron por teléfono de la National Geographic Society informándome que mientras Stewart parece estar bien, un examen demuestra que tiene la ameba, y que tendrá que qedarse en el hospital durante aproximadamente dos semanas para aliviar su condición. Su especialista dijo que para superar esa condición, que era peligrosa, tomar tantos enemas como los que habia tomado en México, seria un grave riesgo de envenenamiento si estos continuaban. Te prevengo en caso de tener que continuar estos tratamientos. ¡Ten cuidado!”

Además de la correspondencia de los Stirling, en la Institución Smithsonian y el National Anthropological Archives, Matthew y Marion escribieron seis artículos para la revista National Geographic. Mientras que Matthew Stirling publicó varias obras académicas basadas en las expediciones arqueológicas de 1939 a 1946, estos artículos escritos en género popular se consideran como informes imprescindibles en sus obra sobre de los Olmeca.

[ TOP ]