Smithsonian Olmec Legacy

Advanced Search

Matthew Stirling and Tres Zapotes Monument G. Tres Zapotes, 1939. stirling_19. Photograph by Richard H. Stewart, National Anthropological Archives

Eduardo Contreras Sánchez
1914 - 1986

Portrait of Contreras
heizer_086 (detalle) Colección R.F. Heizer, Archivos Antropológicos Nacionales

Eduardo Contreras nació el 6 de diciembre de 1914 en Cuerámaro, Guanajuato. En su juventud, su familia se mudó a México, D.F., donde estudió en las escuelas públicas. En su adolescencia hizo estudios religiosos por deferencia a su padre quien quería que fuera un sacerdote católico. Contreras finalmente cambió de carrera y se graduó en el Instituto Politécnico Nacional, en ingeniería topográfica.

En la década de 1930 Contreras trabajó en la construcción del Golden Gate Bridge en San Francisco. Se casó con Lucrecia González Valiente en 1941. A comienzo de los años de 1940, su carrera lo llevó a Guanajuato, Jalisco, y Durango, donde se involucró en la extracción de cinabrio.

Contreras decidió cambiar de carrera y en 1946 se matriculó en un programa de arqueología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Se graduó en 1958 con una tesis sobre el sitio de Casas Grandes en Chihuahua. Comenzó su carrera arqueológica en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), donde continuó por 37 años en la Dirección de Monumentos Prehispánicos.

Eduardo Contreras participó en la excavación y la conservación de La Venta en Tabasco por varias décadas. En los años principales de 1950, junto con Philip Drucker dirigieron exploraciones en el área de La Venta, y en 1955 acompañó a Drucker, Robert Heizer, y Robert Squier en una investigación de campo en La Venta, donde Contreras excavó la famosa Ofrenda 4. Volvió a La Venta para continuar su investigación incluyendo una exploración en 1958 para valorar el sitio después del daño causado por la presencia de la industria del petróleo. También trasladó varios monumentos al Parque La Venta en Villahermosa, Tabasco. Contreras continúo conservando La Venta como sitio arqueológico durante las décadas de 1960 y 1970.

En 1972 Contreras volvió a La Venta para determinar los límites del sitio por el INAH. Su participación en este proyecto resultó en un decreto presidencial en 1988 que otorga protección gubernamental a La Venta, un área de 8,094 hectáreas.

Eduardo Contreras murió en 1986.

[ TOP ]